Logo ana

DÍA MUNDIAL DEL AGUA

Fecha
23 Marzo, 2020
Dia del agua

Mensaje del Secretario General 2020

Los recursos hídricos mundiales se enfrentan a una amenaza sin precedentes. En la actualidad, unos 2.200 millones de personas no tienen acceso al agua potable y 4.200 millones viven sin saneamiento adecuado. Se prevé que los efectos del cambio climático incrementarán esas cifras, a menos que actuemos con urgencia. Para el año 2050, entre 3.500 y 4.400 millones de personas tendrán acceso limitado al agua, de las cuales más de 1.000 millones vivirán en ciudades.

Este año, el Día Mundial del Agua se centra en el agua y el cambio climático. Dado que 2020 es un año decisivo para la acción climática, este enfoque es oportuno. El agua es el principal medio en el que percibimos los efectos de la perturbación del clima, desde los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías e inundaciones, hasta el derretimiento de los glaciares, la intrusión de agua salina y el aumento del nivel del mar.

El calentamiento global y el uso insostenible crearán una competencia sin precedentes por los recursos hídricos, lo que provocará el desplazamiento de millones de personas. Esto tendrá un efecto negativo en la salud y la productividad y actuará como multiplicador de amenazas para la inestabilidad y los conflictos. La solución es clara. Debemos aumentar con urgencia las inversiones en cuencas hidrográficas e infraestructuras hídricas sanas y mejorar drásticamente la eficiencia en el uso del agua. Debemos prever los riesgos climáticos en todos los niveles de la gestión del agua y responder a ellos de manera acorde. Es necesario redoblar urgentemente los esfuerzos para reforzar la resiliencia y la adaptación de quienes se vean afectados por los trastornos climáticos. Y, sobre todo, debemos aprovechar este año y la COP26 de Glasgow a fin de controlar la curva de emisiones y crear una base segura para la sostenibilidad del agua.

En el Día Mundial del Agua, todos tienen un papel que desempeñar. Exhorto a todos los interesados a que redoblen las medidas climáticas e inviertan en sólidas medidas de adaptación para la sostenibilidad del agua. Si se limita el calentamiento global a 1,5 grados centígrados, el mundo estará mejor plantado para gestionar y resolver la crisis del agua que todos enfrentamos.

 

Fuente Naciones Unidas